Conducir bajo los efectos del alcohol

Publicada en

El consumo de bebidas alcohólicas está presente en al menos un tercio de los accidentes de circulación. El alcohol es una droga que actúa sobre sistema nervioso central produciendo cuatro fases en el individuo (dependiendo de la cantidad de alcohol ingerido): euforia, alteración de la conducta, somnolencia y el coma etílico.

 

¿Cómo repercute el alcohol sobre el comportamiento del conductor?

  • Infravalora los efectos. El típico “yo controlo”.
  • El conductor se siente más seguro, no tiene miedo a conducir. 
  • Se perciben peor las luces y las señales, especialmente cuando son de color rojo.
  • Se calculan mal las distancias y la velocidad.
  • Es más difícil mantener el nivel de atención.
  • El conductor no coordina los movimientos y se altera el equilibrio.
  • Todo ello hace que la persona que va al volante cometa muchas más infracciones.

 

¿Cuáles son los errores más comunes bajo los efectos del alcohol?

  • Detenerse en el carril sin causa alguna.
  • No guardar la distancia de seguridad entre vehículos.
  • Circular por el carril incorrecto.

 

Por el bien de todos y por el tuyo propio “si bebes, no conduzcas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *